Anta Ingeniería Civil

Búsqueda continua de la sencillez.

El proceso de diseño de ANTA se basa en una permanente búsqueda de la sencillez, eliminando paso a paso todo elemento superfluo. Este proceso de búsqueda de la sencillez es complejo pues deben analizarse de manera holística todos los elementos desde un punto de vista funcional, constructivo, estético, estructural y económico, para posteriormente estilizarlos, integrarlos y en algún caso ocultarlos. 

Si algo puede ser sencillo, ¿por qué hacerlo difícil? Si una elección de diseño da lugar a un elemento complejo de definición o construcción, se adopta una nueva visión que lo evite. Nuestro proceso de diseño puede llegar a ser complejo, pero nunca debe serlo su resultado. 

Adoptamos esquemas estructurales básicos, cuyo funcionamiento sea evidente, y tratamos de dotar al puente del menor número de elementos posibles. Muchos de estos elementos cumplen varias funciones para minimizar así su número. La existencia de pocos elementos permite fijar mejor la atención en los que permanecen. 

 

 

 

Breve Historia

Anta es una empresa de ingeniería civil fundada en Mayo de 2003, por Mario Guisasola (Ingeniero de Caminos por la Universidad Politécnica de Madrid, y Master Ouvrages d’Art por la Ecole Nationale de Ponts et Chaussées de París).

Mario Guisasola inició su trayectoria profesional en 1993 en Tonello Ingénieurs Conseils (actualmente BG-21) en Savoya (Francia).

Entre 1994 y 2003, Mario Guisasola trabajó en la Ingeniería Injelan, como responsable de proyecto y dirección de obra de una veintena de puentes. 

En 2003, Mario Guisasola fundó ANTA INGENIERÍA CIVIL, un estudio de ingeniería dedicado a la realización de proyectos de puentes, y estructuras singulares. 

Entre 2010 y 2013, Mario Guisasola dirige el departamento de estructuras de Fulcrum, liderando un equipo técnico ubicado en Bilbao, y San Sebastián.

En 2013 - 2014, Mario Guisasola dirige el departamento de puentes de Grontmij France, iniciando la apertura de la actividad de anta hacia el mercado internacional.

Entre 2004 y 2007, Mario Guisasola impartió las asignaturas de Mecánica y Estructuras en las carreras de Ingeniería Técnica de Obras Públicas, y Arquitectura Técnica en la UPV. En la actualidad colabora con esta y otras universidades como conferenciante ocasional. También ha intervenido en congresos internacionales de puentes formando parte del comité científico, y como ponente.

“... creyeron con razón que lo que no era posible hacer en la realidad tampoco podía serlo en apariencia, y por eso no aprobaron para sus obras sino cosas que podían explicarse con razones ciertas y verdaderas deducidas de las leyes de la Naturaleza.” Marco Lucio Vitruvio

Mario Guisasola

Mario Guisasola

Managing director

Linkedin

Integración en el entorno.

La esencia del lugar viene dada por los elementos que la componen, su geometría, y el uso que le dan los seres vivos. Algunos lugares son tan únicos y especiales que una mínima actuación puede acabar con ellos. Otros pueden reforzar su carácter con una actuación afortunada. Otros lugares son totalmente anodinos, y una exitosa actuación puede convertirlos en algo especial. Por último, existen lugares que han sido perjudicados por actuaciones previas, y deben ser recompuestos.

La aproximación al paisaje pretende ser respetuosa: preservar los lugares de alto valor, actuar modestamente sobre el resto, y tratar de recomponer las costuras de los lugares rotos. 

Nuestra actuación se basa en preservar los usos actuales del lugar, y fundirse con el mismo analizando detalladamente su geometría, y los posibles puntos de conexión con el puente (estribos y pilas). En algunas ocasiones estos elementos sirven para sellar la estructura al terreno realzando ambos; en otras la propia estructura parece surgir directamente del terreno quedando los elementos de conexión totalmente ocultos. 

La geometría del lugar delimita el puente, y lo enmarca. Un muro vertical es un límite abrupto que se convierte estructuralmente en un apoyo simple. Un talud inclinado enmarca suavemente al puente, y el mismo puede fundirse en el mismo mediante un empotramiento en un estribo que queda oculto. Un promontorio llama a la disposición de una pila. Una simetría del terreno se convierte en una simetría de la estructura, una asimetría del lugar en una asimetría del puente. El lugar establece las condiciones de contorno que configuran el carácter de la estructura. 

Geometrías que emanan del comportamiento estructural.

Las condiciones de contorno impuestas por el lugar establecen el esquema estructural del puente. Conocido el esquema estructural básico, los esfuerzos que solicitan a la estructura nos sirven en muchos casos de inspiración. Las gráficas de momentos, cortantes o axiles son una expresión visual de la estructura que ayudan a interpretarla. Adoptar estas gráficas como forma de la estructura, incrementa su eficiencia, pues la forma sigue a la función; evidencia su esquema estructural; y genera formas con un aspecto fluido de fácil encaje en la naturaleza.

 

 

Formas unitarias y rotundas. 

Pensamos que la geometría de un puente debe ser rotunda, de fácil lectura, y presentar un carácter unitario. No debe ser la concatenación de múltiples elementos sin una jerarquía clara. Es necesario evitar la cacofonía. El mensaje que transmita el puente sobre sí mismo debe ser claro y preciso. 

Los elementos que componen el puente deben jerarquizarse (estructura longitudinal, transversal, estribos, pilas, pavimento, barandilla, drenaje, iluminación, ...) para apoyarse unos en otros sin disputa, y transmitir la idea de una forma única y fundamental. 

Para invitar a su uso, la forma del puente debe ser percibida por el peatón. En muchos casos la estructura del puente se ubica únicamente en su parte inferior. Es conveniente que el recorrido peatonal atraviese la forma del puente, de modo que esta pueda ser percibida por el usuario. 

Detalles perdurables que imprimen carácter a la obra.

La calidad de sus detalles logra imprimir carácter a una obra: uniones de miembros estructurales, conexión dintel - estribo, fijación de barandilla a estructura, acceso a elementos ocultos como el cableado eléctrico, integración del drenaje, prolongación del recorrido en el terreno, iluminación, replanteo del pavimento, ... El buen encaje tectónico de estos elementos da una idea al usuario de que la obra ha sido pensada para poder ser construida, y para durar. 

Los buenos detalles son simples, ingeniosos, ejecutables, robustos y perdurables.

Puentes Prediseñados.

A partir de 2012, Anta desarrolla un nuevo concepto: los Puentes Urbanos Prediseñados.

Entendemos los Puentes Urbanos Prediseñados como un paso natural en la evolución continua de nuestra trayectoria profesional, en el que tratamos de rentabilizar nuestra experiencia de diseño estructural, mediante una sistemática innovadora aplicada a un mercado global.